La vendimia 

La vendimia se realiza cuando las condiciones de maduración fenólica son óptimas. Tras una selección de racimos en viñedo, se recogen manualmente en cajas de 20 kilos solo aquellos que están en óptimas condiciones, asegurando que el fruto llegue a la bodega entero y evitando cualquier tipo de deterioro durante la vendimia y el traslado.

Elaboración y crianza

Una vez en bodega, los racimos son nuevamente seleccionados y despalillados, enviando la uva a los depósitos de acero inoxidable, donde se realiza una maceración pre-fermentativa en frío con nieve carbónica, cuya duración dependerá del tipo de vino a elaborar.

A continuación, se iniciará el proceso de fermentación alcohólica, es decir, la transformación del mosto de uva en vino, que, en función del tipo de vino a elaborar, se realizará a distinta temperatura; y se llevarán a cabo los remontados oportunos, para extraer todo el potencial fenólico de los hollejos.

Finalmente el vino realizará la fermentación maloláctica y a continuación la fase de envejecimiento o “crianza” en barricas de roble seleccionadas, durante un periodo que se determinará en función de la uva y del tipo de vino que se desea obtener: ARCO DE CURIEL Rosado, ARCUM RobleARCO DE CURIEL Crianza, PREVIUS de NeptisNEPTIS Expresión.

Es este proceso de crianza el que confiere su particular personalidad y complejidad a los vinos de Bodegas y Viñedos Arco de Curiel.